Mechaap

Diario deportivo africano online

Opinión: ¿Qué impide a los guineanos invertir fuerte en el fútbol?

Loading

Por Eduardo MBA

Los países que empezaron invirtiendo fuerte en el fútbol ya tienen consolidadas sus ligas, estamos viendo hoy en día que son la envidia de todos futbolísticamente hablando.

Cuando el Nzalang Nacional se clasificó para los cuartos de final de la recién culminada CAN, Camerún 2021, puedo asegurar sin miedo a equivocarme que, todos los guineanos lo festejamos de forma apasionada, cumpliendo así el dicho: »cuando juega el Nzalang, jugamos todos».
También pude ver a todos pasar una tremenda angustia cuando caímos ante Senegal, por 3 goles a 1.

Todo eso me hace deducir que a los guineanos nos gusta mucho el fútbol, y que en la Selección Nacional, somos capaces de darlo todo, y eso es digno de elogio.
Pero resulta que, esa actitud tan positiva y solidaria que hemos mostado en las tres ocasiones que ha participado el Nzalang Nacional en una fase final de la CAN, suele desaparecer al término de la misma competición. Suele parecer como si lo único que nos importa es solamente nuestra Selección Nacional y no nuestro fútbol en general.
Está suficientemente demostrado que una selección no se puede mantener sin una liga muy potente y competitiva.

Una Liga Nacional es como la cantera de un Club de fútbol, donde se forman desde la base a los jugadores que vendrán a sustituir la plantilla actual del primer equipo.
Una selección cuyo país no dispone de una liga competitiva, preocupa mucho su avance en el deporte que este desarrolla, independientemente de que tenga jugadores que juegan en el extranjero.
El Nzalang Nacional, nunca ha sido eliminado en la fase de grupos de las tres Copas africanas de Naciones que ha participado, pero siempre ha decaído al término de la competición. Todo eso es debido a que la Liga Nacional de Fútbol no está lo suficientemente consolidada y financiada.

Los países que empezaron invirtiendo fuerte en el fútbol y tienen consolidadas sus ligas, estamos viendo hoy en día que son la envidia de todos futbolísticamente hablando (Camerún, Nigeria, Egipto, Costa de Marfil, Argelia…), hoy en día, disponen de jugadores de renombre y poseen una gran ventaja sobre los demás.
Yo pienso que no se puede mantener una selección a flote durante largo tiempo, sin una liga muy bien consolidada.

No quisiera terminar estas humildes reflexiones sin recordar esta célebre frase de Nelson Mandela que dice: »Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta de que siempre es el momento para hacer las cosas bien».
Espero que la FEGUIFUT trabaje mucho al respecto, y no permita que esta tercera hazaña del Nzalang Nacional en la CAN, termine como la del 2012 y 2015. Ya que sería caso decepcionante para el pueblo en general y especialmente para esos muchachos que se han dejado la piel en Camerún por defender el honor de nuestro país.