Mechaap

Diario deportivo africano online

¿Ruslán Obiang Nsue, debe seguir al mando del Akonangui F.C o es una decepción?

Loading

Ruslán Obiang Nsue, asumió la presidencia del equipo rojo de Kie Ntem, Akonangui, en el año 2018, donde todos los seguidores apostaron por su figura para dirigir y devolver la grandeza de este equipo. 
Pero al parecer, ésta confianza se ha disipado con el tiempo, hasta el extremo de que, su propia junta está dividida.
Centrémonos en lo deportivo. Desde que Obiang Nsue es presidente, el Akonangui ya consiguió ser Campeón de la Copa de Su Excelencia en la temporada 2018-2019. Y además, con un detalle espectacular, llenar el estadio de Malabo de aficionados del Akonangui, una cosa que sólo se consigue cuando juega el Nzalang.

Ruslan Obiang Nsue, presidente de Akonangui FC

Bajo el liderazgo de Ruslán, el Akonangui ya ha jugado tres competiciones africanas, en las cuales el equipo no ha podido ganar un partido de los seis jugados y acabando eliminados desde la primera fase. Además, en este curso, pese al cambio de entrenadores, los de Abaga Adaha no han sido capaces de jugar la liguilla nacional y por supuesto en la próxima temporada no estarán entre los dos clubes que disputarán las competiciones africanas, lo cual supone una gran decepción para sus aficionados. 

A nivel de gestiones, muchos teníamos claro que el Akonangui tenía un acuerdo con el Benfica Fc de Portugal.
Algo que se dejó patente con la presencia en el palco de honor del presidente de esta entidad y su entrenador en la Copa de Su Excelencia, pero hoy en día, no se sabe en qué estado se encuentra. 

Lo claro de estas cuatro temporadas, es que en los inicios el Akonangui se armó de valor en  hacer vibrar los estadios, carnet de socios a los aficionados, estructurar el club con departamentos, y entre otras. Toda esta historia se ha ultimado en un saco roto. Y nos preguntamos, ¿a qué se debe? Estas dos preguntas, sólo los miembros y socios del Akonangui pueden responderla. En su próxima Asamblea, ya se conocerá toda la verdad.