Mechaap

Diario deportivo africano online

Un Madrid triste y empeorado por Varane, no pudo dar más.

Loading

Zidan y Rodrigo defienden a Rafa mientras se dramatiza.

Las princesas rosas de Zidan, cierran la temporada 2019/2020 con una triste derrota ante el City de Guardiola con un 2-1 como en la ida, y se quedan eliminados de la competición. Un resultado que les hace despedirse del supuesto sueño de ganar la Champions League.

El equipo blanco mostro todo lo que podía, que se iguala a nada y a regalos del internacional francés Rafael Varane, que supo aprovechar su rival con éxito. El Manchester City domino el partido desde el primer minuto hasta el último, jugando a entrenar con los jugadores dormidos del Real Madrid.

El equipo inglés se clasifica para la siguiente ronda donde se enfrentará con el equipo francés el Olimpic de Lyon, mientras el sueño de las princesas rosas de hacerse con el doblete esta temporada se ha limitado en despertarse del sueño.

Luka Modric, el capitán Benzena, Courtois y Rodrigo,  no pudieron con los 11 de City, por necesitar la versión original de sus compañeros. Dos errores monumentales del defensor blanco y con sabor a clasificación para los de Pep Guardiola. Sin embargo, para Zidan solo vio lo bueno de sus jugadores y no será despedido como entrenador. “Yo sigo en Madrid hasta que pase lo contrario. Sé que cuando pierde un equipo se busca lo malo, pero yo me quedo con lo bueno que han hecho mis jugadores durante el partido” indico Zenedi Zidan.

Esperemos que el entrenador blanco continúe la próxima temporada como ha indicado, y no sea la misma sorpresa que recibieron todos, justo después del último partido de la Champions.

El Hombre del partido Rafael Varane, tras ser respaldado por su entrenador y compañeros ante los medios, “se ha hecho dueño de la eliminatoria de su equipo, reconociendo su mea culpa” como tenía que ser.

 Esperemos que Florentino Pérez, siga insistiendo que no realizará ningún fichaje este verano para reforzar a la plantilla para la próxima temporada, algo que al entrenador merengue no le hace gracia.